9/7/14

CUANDO YO TENÍA CINCO AÑOS, ME MATÉ

Libro: Cuando yo tenía cinco años, me maté
AutorHoward Buten
Género: Novela
Fecha de publicación: 2013
Número de páginas: 190






Cuando yo tenía cinco años, me maté, es una novela contada desde la perspectiva de un niño de 8 años que no entiende el mundo que le rodea ni las circunstancias que está viviendo.

 Narra la historia de Burt que vive recluido en un Centro de Internamiento Infantil por lo que le hizo a Jessica, pero él no entiende porque está ahí y porque no puede ver a su amiga.

Una historia bastante buena que nos adentra en el mundo de los más pequeños y donde vemos como los adultos convierten en enfermedad patológica cualquier conducta no deseable.








El autor de esta novela es Howard Butten, nacido en Detroit en 1950. Es psicólogo, clown y escritor.

Hijo de una actriz de music-hall, se pasó la infancia cantando, haciendo teatro y números de ventrílocuo.

Como psicólogo se dedica a tratar a chicos autistas en una clínica que fundó en Paris en 1997.

La novela que aquí estamos presentando la publicó en 1981 con el título de Burt y que, aunque en un principio en EEUU no tuvo mucho éxito, en Francia ha vendido millones de ejemplares, siendo traducida a 16 lenguas.







  • Burt: Personaje principal. La historia está narrado desde su punto de vista. Es un niño de 8 años encerrado en un Centro Infantil por lo que le hizo a Jesica. Desde el primer momento de la lectura podemos darnos cuenta de que es un niño un tanto peculiar, no solo por  su imaginación desbordante, sino por algo más, algo que quizás nadie puede comprender.

  • Jessica: Amiga de Burt. Una niña que, a mi parecer, también es un poco extraña. Va al mismo curso que Burt y pronto se hacen amigos.

  • El doctor Nevele: Psicólogo del centro donde está Burt. Es serio y parece que no le gusten los niños. Tiene mucha paciencia. A Burt no le cae del todo bien. Nevele piensa que Burt tiene un trastorno grave y que deberá estar internado mucho tiempo.

  • Rudyard Walton: Psicólogo del centro. Es algo distinto a Nevele, por lo que sus técnicas entran en conflicto. Este psicólogo sí que llegue a conectar con  Burt.







Esta novela me atrajo por el título, no voy a mentir. Ese título tan llamativo que te hace pensar en que tiene un niño de cinco años en la cabeza para querer morir, si no sabe todavía lo que es la vida.

Cuando lo compré y empecé a leerlo esperaba encontrar una novela sobre el suicidio, pero no, me he encontrado con un libro maravilloso donde nos adentramos en el mundo de un niño de 8 años que no sabe que le está pasando y no entiende el mundo de los adultos.

La narración desde la perspectiva de Burt, su imaginación, y los sentimientos que describe nos hacen disfrutar de una agradable lectura.

Es un libro fácil de leer que, además, engancha, ya que quieres saber porque Burt está donde está y que le ha hecho a su amiga Jessica que es tan grave. El autor desvelará en pequeños pinceladas a lo largo de la novela todo este misterio, entremezclando la vivencia en el Centro de Menores, con recuerdos del pasado de Burt.

En conclusión, una novela agradable, muy fácil de leer y muy amena, que te enganchará y no querrás parar hasta terminar y que te dejará una sensación agridulce, pues su historia es así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario